La exposición Iberoamericana de 1929

Sevilla tuvo dos grandes exposiciones en los últimos 100 años. La primera fue la Exposición Iberoamericana en 1929. Debe su nombre a Iberoamérica, que es el nombre de los países del continente americano donde el español o el portugués es el idioma oficial. Se distingue de la América Latina, donde también hay países que hablan francés.

Esta feria se llevó a cabo para mejorar las relaciones comerciales entre España, Portugal y América del Norte y del Sur. Coincidió con el crack del 29 en Wall Street, por lo que no tuvo un gran impacto en las relaciones comerciales, pero sí tuvo un efecto importante en el aspecto de la ciudad. Un total de 117 edificios fueron construidos en los años previos a la Expo, algunos todavía se pueden encontrar en la ciudad hoy en día. Las construcciones más famosas, especialmente para esta Expo, fueron la Plaza de España y el hotel Alfonso XIII. La mayoría de los emplazamientos erigidos ahora tienen un uso diferente, por ejemplo, la Plaza de España ahora alberga algunas oficinas gubernamentales, el antiguo casino ahora se ha convertido en el teatro Lope de Vega y los pabellones de otros países se han convertido en museos o consulados. La mayoría de estos edificios se pueden encontrar en los alrededores del parque María Luisa.

En aquella edición participaron 28 países, y a cada uno se le permitió diseñar su propio pabellón, que a diferencia de la mayoría de las exposiciones, fueron construidas a largo plazo. El punto culminante de la exposición fue la Plaza de España, construido por el arquitecto Aníbal González. Este fue el edificio de apertura de la exposición, y en su diseño abrazaba al resto de edificios construidos en vista de águila, para dar la bienvenida y acoger a todos los países e invitados.

La exposición duró un año, para ser precisos del 9 de mayo de 1929 al 21 de junio de 1930. ¿Qué se mostró exactamente en ese año? Cada país tenía su propio pabellón, la cultura, la música y el patrimonio del país se mostraron durante todo el tiempo que duró el evento. También había una réplica del barco del descubridor Cristóbal Colón en el Guadalquivir, el río más grande de Sevilla, con su ‘Santa María’, con la que descubrió al Nuevo Mundo. Cabe destacar que durante ese momento se erigió un nuevo hotel para la exposición también diseñado por Aníbal González, que sigue en funcionamiento hoy en día. El Alfonso XIII recientemente fue galardonado por una prestigiosa revista hotelera internacional como el mejor hotel de España y el 64 del mundo.

¿Quieres conocer los edificios mas importantes de la Exposición? Haz nuestro free tour Sevilla Imprescindible y déjate sorprender.