10 curiosidades de Sevilla que no sabías

¡Muy buenas a todos! 

 

Es muy importante, cuando vas a visitar una ciudad, no quedarte en el típico paseo turístico... por eso, a nosotros nos gusta daros de vez en cuando algunos tips sobre monumentos, lugares de interés, ocio, leyendas,... que luego podrás ampliar en nuestros free tours por la ciudad de Sevilla. 

Hoy nos hemos propuesto contaros 10 curiosidades de Sevilla para acercaros un poco más a los encantos de nuestra ciudad. ¡Cuéntanos si conocías alguna de ellas! 

 

1. Los visigodos desviaron el cauce del río Guadalquivir. 

Pues si, como lees. El recorrido original del Guadalquivir cruzaba por la ciudad desde su parte norte hasta el sur. Los visigodos lo desviaron y eso explica por qué se encontraron restos de embarcaciones en lo que hoy es tierra firme. 

 

2. El Puente de Triana 

El conocido como puente de Triana, que en realidad se llama Puente de Isabel II, se inauguró en 1852 por los arquitectos Gustavo Steinacher y Ferdinand Bennetot, franceses, ambos aprendices de Eiffel. Para realizar el puente, se inspiraron en el puente del Carrousel de París, ya desaparecido. Comprueba por ti mismo cuánto se parecían:

Seguro que si te decimos que este es el puente de Triana, sin fijarte en el fondo nos creerías. Pero no, este puente se encontraba en París. 

 

3. Las ruedas de molino en las fachadas 

 

 

Pasearás por el centro de la ciudad y en muchas casas antiguas del Barrio de Santa Cruz, sobre todo, verás que hay ruedas de molino colocadas en la parte baja de la fachada, ¿Por qué? ¿Sería parte del gusto decorativo de la época? podríamos pensar, pero que va. La historia es mucho más práctica, resulta que antiguamente los carruajes pasaban por esas estrechas calles, y en muchas ocasiones los ejes de esos carruajes se cargaban las propias fachadas de las casas, así que la solución fue simple: poner ruedas de molino que son mucho más resistentes. Piensa que muchas están colocadas desde el siglo XVI... y ahí siguen. 

 

4. La Giralda de Kansas City 

 

 

 

 

¿Curioso, verdad? Resulta que a comienzos del siglo XX un promotor inmobiliario llamado J.C. Nichols procedente de Kansas City, se encontraba en Europa realizando un viaje para conocerla y una de sus paradas fue Sevilla. La Giralda le cautivó de tal manera, que construyó un centro comercial en Kansas a su vuelta con una réplica de la Giralda, vamos, que si estuviésemos de compras por allí, nos sentiríamos como en casa. 

La relación entre ambas ciudades ha sido tan buena, que en 1969 se firmó un hermanamiento. 

 

5. El Alcázar sigue usándose como Palacio Real 

 

Es innegable que uno de los grandes atractivos que tiene la ciudad de Sevilla es la visita al Real Alcázar. De hecho, debería ser una visita obligatoria la primera vez que se viene a Sevilla. Su construcción data del siglo X, de manos de Abderramán III, que lo mandaría a construir a partir del 913, pero luego, con la llegada de los cristianos a partir de 1248, se convirtió en Palacio Real, y a día de hoy, aún hay una parte del Alcázar que pertenece a la Familia Real y cuando vienen a Sevilla ese es su lugar de residencia oficial. De hecho, el Alcázar de Sevilla es el Palacio Real en uso más antiguo de toda España. 

Si lo quieres visitar, puedes hacerlo comprando una entrada a parte, que es la de la zona alta de Alcázar, aunque ahora mismo, por las medidas de seguridad del COVID19 no se encuentra abierto para su visita. 

 

6. La fundación de Sevilla 

 

 

 

 

Según cuenta la leyenda, la fundación de Sevilla tuvo lugar de unos 3.000 años, por el mismísimo Hércules. 

En su origen, Sevilla era un islote que se encontraba sobre unas marismas, que sería la zona de la Alfalfa actualmente, y allí mismo, Hércules decidió fundar Spal, el primer nombre que tuvo la ciudad de Sevilla. 

En la imagen, vemos una representación de Hércules que se encuentra en el Ayuntamiento de Sevilla, justamente en el arquillo que da a la Plaza de San Francisco. 

 

7. La ciudad con más naranjos del mundo

Así, tal cual. Sevilla tiene más de 25.000 naranjos, lo que hace que cuando llegue la primavera todos queramos pasear por sus calles y embriagarnos de ese olor a azahar... ¡Pero cuidado! que nunca se te ocurra coger una de esas naranjas, son amargas, se utilizan para hacer, por ejemplo, mermelada de naranja, pero mejor no la pruebes directamente del árbol. 

 

8. En el Ayuntamiento está representada Grace Kelly 

 

 

 

El Ayuntamiento de Sevilla es una obra de estilo plateresco que regaló el Emperador Carlos V cuando vino a casarse a nuestra ciudad en 1526, pero, en la parte final del ayuntamiento podemos ver un medallón en el que se representa a Grace Kelly. 

La actriz norteamericana, icono del cine clásico, estuvo de visita en Sevilla para la feria de Abril en el año 1966. Manuel Achegoyán, escultor encargado de terminar la fachada del Ayuntamiento, que había quedado incompleta, quedó completamente impresionado por la actriz, así que decidió plasmar su belleza.  

 

9. La Iglesia más antigua de Sevilla no está en Sevilla 

Aunque suene un poco contradictorio, para llegar a la iglesia más antigua de ciudad, tenemos que cruzar el río y adentrarnos en el barrio de Triana. La Parroquia de Santa Ana se lleva el título a la más antigua, mandándola a construir Alfonso X El Sabio tras la reconquista de la ciudad a mediados del siglo XIII. Conocida como la Catedral de Triana, no es para menos. 

 

10. La feria de Sevilla fue idea de un catalán y un vasco 

Narciso Bonaplata y José María Ybarra, en 1846, tuvieron la idea de crear una feria de tres días para fomentar la compra-venta de ganado. La primera feria se celebró el 18 de abril de 1847. 

 

¿Qué te parece? ¿Conocías estas curiosidades? Esperamos haberte acercado un poco más a la Historia de Sevilla, y ya sabes, si vienes a Sevilla busca nuestros paraguas azules en Puerta de Jerez y realiza alguno de nuestros free tour

 

¡Nos vemos pronto! 

Escribir comentario

Comentarios: 0