· 

Las plazas más bonitas de Sevilla

¡Muy buenas a todos!

 

Mientras sigamos de confinamiento queremos acercaros Sevilla a vuestras casas, sabemos que no es lo mismo que pasearla, pero seguro que sacáis nuevos planes para cuando la visitéis. Las plazas en Sevilla tienen un gran atractivo; algunas llenas de vida mientras que otras se mantienen ocultas, otras son un monumento en sí mientras que otras tantas esconden maravillosas historias o sirvieron de inspiración para grandes literatos... 

Del centenar de plazas que pueda tener Sevilla, hoy os traemos una selección de 10 de ellas, que a nosotros nos encantan. 

 

1. La plaza de España

¿Quién no ha visto alguna vez una foto de la plaza de España? Una de las cosas que más me gustan cuando hacemos turismo es ver las caras de las personas que la visitan por primera vez. Hecha para la exposición Iberoamericana de 1929 es todo un referente en la ciudad de Sevilla del estilo regionalista. Se encuentra en el parque de María Luisa, visita también obligatoria. 

 

2. Plaza de Doña Elvira

En pleno barrio de Santa Cruz, esta plaza fue un corral de comedias durante el siglo XVI, y es el lugar donde José Zorrilla situó la casa de Doña Inés, la amada de Don Juan Tenorio. 

Una de las plazas más transitadas por los turistas por su encanto, la alegría que desprende con los bares que hay a su alrededor y los naranjos que inundan la plaza, sin duda una de las mejores plazas de Sevilla. 

 

3. La plaza de Cabildo

Una de las plazas que más sorprende de Sevilla, ya que se encuentra junto a la catedral pero su acceso no se ve a simple vista. Aquí se encontró hasta la segunda mitad del siglo XX el colegio de San Miguel, perteneciente al Cabildo de la Catedral. 

Destaca su forma semicircular y la estructura porticada, además contiene en el otro extremo un tramos de la muralla almohade. 

Los domingos hay un mercadillo de antigüedades muy interesante. 

 

4. Plaza de la Escuela de Cristo

En pleno barrio de Santa Cruz, escondida de todos. Es una plaza bastante desconocida en la ciudad, porque solo puedes acceder a ella por un callejón, del cual no te imaginas que puedas acabar aquí. Perfecta para escapar del tránsito del barrio y disfrutar de unos minutos de paz.

Este espacio conecta dos templos: el de Santa Cruz y el Oratorio de la Escuela de Cristo, una congregación de fieles fundada en 1793. 

 

5. Plaza del Museo

En el centro de la plaza hay una escultura dedicada a Bartolomé Estaban Murillo, gran pintor Barroco de la ciudad de Sevilla. y justo a la derecha, el Museo de Bellas Artes de Sevilla. La segunda pinacoteca de España que desde el siglo XIII hasta el siglo XIX fue el Convento de la Merced. El mejor día de la semana para visitarlo es el domingo, cuando decenas de artistas exponen sus obras en la plaza. ¡Una maravilla!

 

6. Plaza de San Lorenzo 

Plaza muy acogedora y aunque se encuentra en el centro de Sevilla se aleja del bullicio diario. Aquí se encuentran la Parroquia de San Lorenzo y la Basílica del Gran Poder, muy transitada por los sevillanos sobre todo los viernes. El momento más mágico del año en esta plaza es en la madrugá, cuando realiza su estación de penitencia el Gran Poder, una de las imágenes con más devoción en Sevilla. 

 

7. Plaza de Santa Cruz 

Sin duda una de las primeras cosas que haremos cuando se levante el confinamiento será dar un paseo nocturno por el barrio de Santa Cruz. Esta plaza es un símbolo en el barrio y de hecho lleva su mismo nombre: Plaza de Santa Cruz. En este espacio se situó una de las sinagogas de la ciudad, y la primitiva Iglesia de Santa Cruz, donde además se enterró a Murillo, hasta que fue destruida en el siglo XIX.

 

8. Plaza de Santa Marta

Volviendo a las pequeñas y escondidas plazas, ahora damos un salto a Santa Marta. Entre la catedral y la Calle Mateos Gago hay un pequeño callejón que si te entra la curiosidad de cogerlo, acabarás en esta bonita plaza. Transmite paz y tranquilidad, y no es para menos, aquí estuvo tras la reconquista el Hospital y Convento de Santa Marta. 

 

9. Plaza de América

Esta plaza tan cercana a la Plaza de España, es también producto de la Exposición Iberoamericana de 1929. Conocida en Sevilla como la plaza de las palomas, tiene una belleza singular, por un lado, el que vemos en la imagen, se encuentra el actual Museo de Artes y Costumbres populares, en un edificio de estilo neomudéjar, mientras que al otro lado se encuentra el Museo Arqueológico, en un pabellón de estilo neoclásico. Un contraste que la hace espectacular. 

 

10. La Maestranza

Construida en el siglo XVIII, indudablemente tiene una arquitectura que la hace única, siendo una de las más bellas del mundo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0