· 

El origen de la Semana Santa de Sevilla

El origen de la Semana Santa de Sevilla

 

 

¡Muy buenas a todos!

 

Lo primero de todo, queremos desearos un diferente pero feliz Domingo de Ramos. Este año no podremos disfrutar de las procesiones en las calles de Sevilla debido al estado de alarma producido por el COVID19, pero eso no implica que en nuestros corazones no sigamos viviendo esta bonita semana. 

 

Por ello, hoy os queremos hablar del origen de la Semana Santa de Sevilla. No siempre fue igual a como la vemos hoy en día, ni que decir tiene que tiene siglos de tradición, pero han ido evolucionando. 

 

Remontándonos a los documentos históricos podríamos hablar del siglo XIII para nombrar el nacimiento de las Cofradías. La primera procesión, lo que según expertos podemos considerar como el origen de la Semana Santa, se debe al primer Marqués de Tarifa, Fadrique Enríquez de Ribera, que en 1521 llegó de su viaje a Jerusalén y quiso hacer desde su palacio, la Casa Pilatos, un camino hasta la Cruz del Campo (un humilladero construido en el siglo XV), lugar con mucha religiosidad en la ciudad. La distancia de 997 simbolizaría el camino de Jesús desde el pretorio hasta el Gólgota, lugar donde fue crucificado. A la muerte del Marqués, se perdió esta costumbre pero uno de sus descendientes en el año 1625 lo implantó de nuevo, esta vez con 12 estaciones, posteriormente pasarían a ser 14. Este viacrucis acabó popularizándose en la ciudad y se celebrara el primer viernes de marzo. 

 

Por otro lado, es importante tener en cuenta el Concilio de Trento para la introducción de imágenes en las procesiones sevillanas, pues lo normal era portar una cruz, no imágenes. El concilio se celebró entre 1545 y 1563 y en él se recomienda a los fieles que hagan estación pública, que las imágenes salgan a la calle para que aquel que no entre en la iglesia, al ver las imágenes recuerde la Pasión de cristo a través de las representaciones. 

 

La celebración de la Pasión comenzaba con la ceremonia de Las Señas y el Domingo de Ramos se celebraba desde la Catedral una procesión donde participaban todas las cruces de las parroquias alrededor de la misma. 

 

La estación de penitencia tampoco era como hoy en día, empezaba desde el templo donde residía la Cofradía pero se visitaban Iglesias de la zona, no hacían estación de penitencia a la Catedral. No fue hasta comienzos del siglo XVII, en 1604, cuando el Cardenal don Fernando Niño de Guevara ordenó a las Cofradías hacer estación a la Catedral para tener más control sobre todas, de esa manera consideramos que nació lo que actualmente es la Carrera Oficial. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0