Santa Justa y Rufina

 

¡Buenos días!

 

Cuando visitas Sevilla y sobre todo, cuando visitas diferentes iglesias en la ciudad, hay una representación que casi nunca falla: Santa Justa y Santa Rufina y la Giralda en el centro. 

 

Estas dos hermanas son las santas patronas protectoras de la ciudad, encargadas de proteger la Giralda en los diferentes terremotos que sufrió la ciudad. 

 

Vivieron en Hispalis a finales del siglo III en el barrio de Triana. Se dedicaban a la alfarería y mientras el resto de la ciudad seguía ofreciendo culto a los dioses paganos, la familia de estas dos hermanas eran cristianos clandestinos. A mediados de Julio se celebraban las Fiestas de Venus que estaban dedicadas a Adonis, consistían en un , una especie de procesión con la imagen de la diosa en la que se exigían limosnas y donativos. Cuando los romanos se pararon en el puestecito de cerámicas que tenían las hermanas, estas se negaron a contribuir al cortejo, ya que no compartían la misma fe. No sentó nada bien esta decisión, tanto, que le destrozaron el puesto a las hermanas y ella, en respuesta, destrozaron la figura de la diosa Venus. 

 

Diogesiano, que era el prefecto de Sevilla, encarceló a Justa y Rufina por no renunciar a su fe cristiana, durante años estuvieron sufriendo sufrieron muchos martirios, pero ellas aguantaron todo con tal de no renegar de su fe en Dios. 

 

La primera en fallecer fue Justa, cuyo cuerpo fue lanzado a un pozo, recogido posteriormente por el obispo Sabino. Rufina fue sometida a una última prueba, la llevaron al anfiteatro para enfrentarse a un león, pero este lo único que hizo fue lamerse sus vestiduras. Al final, cansado de ella, la mandó a decapitar y quemó su cuerpo. Al igual que con Justa, el obispo Sabino recuperó su cuerpo y lo enterró junto al de su hermana. 

 

Junto a la puerta de Córdoba, el obispo erigió una pequeña ermita para venerar a las hermanas, que actualmente es el Convento de los Capuchinos. Su fiesta litúrgica se celebra el 17 de Julio en la Catedral. Fueron nombradas patronas de Sevilla y de alfareros y cacharreros. 

Escribir comentario

Comentarios: 0