· 

Hércules, fundador de Sevilla

¡Muy buenas!

 

En el blog de hoy vamos a conocer la fundación de Sevilla.

 

Esa placa que ves ahí, se encuentra en Puerta de Jerez, antiguamente acompañaba a la puerta de acceso a la ciudad que llevaba ese mismo nombre, y lo que hace es resumir a grandes rasgos la historia de nuestra ciudad. Vamos a fijarnos en la primera frase: HERCULES ME EDIFICÓ, JULIO CÉSAR ME CERCÓ DE MUROS Y TORRES ALTAS.

 

Dicen que nuestra ciudad fue fundada hace once siglos por el semidios Hércules. Los primeros historiadores locales recogieron, con muchas versiones, la antigua tradición sobre el mito de la fundación de Sevilla. Esto es bastante interesante, porque al haber tantas versiones de la historia, hay determinados aspectos que se repiten de manera que se puede entresacar alguna referencia histórico geográfica. 

 

Según nos cuenta la tradición griega, Heracles, que fue hijo de Zeus y Alcmena, llegó a estas tierras para realizar uno de sus trabajos. Recordemos que los Dioses le pusieron 12 trabajos para llegar a ser un dios del Olimpo. 

 

El trabajo consistía en acabar con Gerión, un tirano que algunos sitúan en el mundo tartésico. Y en zonas pantanosas, a orillas del Guadalquivir, cuando terminó su trabajo para los dioses, Heracles clavó unos palos sobre los que se asentaría la ciudad. Una ciudad marcada por sus aguas y por las horas de calor. 

 

 En el siglo X antes de Cristo, los primeros comerciantes fenicios llegaron a las costas hispanas. Uno de ellos, llamado Melkart, llegó hasta la desembocadura del Guadalquivir. En un brazo del río, situado entre la Plaza del Salvador y de la Pescadería, estableció una colonia comercial, a la que llamó Spal, que significa "llanura junto a un río". Pero claro, esas tierras ya estaban habitadas por los turdetanos, y su rey era Gerión. Melktart lo derrotó e impuso su religión, la egipcia. Cuando murió, fue considerado un héroe, al que los griegos llamaron Heracles y los romanos Hércules. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0