· 

Los seises de Sevilla

Los seises

Hoy vamos a hablar en nuestro blog de una tradición sevillana que viene desde hace siglos: Los seises, o niños cantores, fueron conocidos en un principio como cantorcillos. Los seises forman un grupo de canto y baile, con la particularidad de que sus trajes y sus canciones son del siglo XVI. Según los testimonios que hay de la Catedral, este grupo se fundó en 1439.

 

 En sus primeros años llevaban trajes de pastorcillos, no será hasta el siglo XVI o XVII que se cambie la vestimenta a un traje de paje, al estilo de la corte de los Austria, con un juboncillo o coleto, que viene a ser una chaquetilla sin mangas, muy ajustado al cuerpo.

 

 Cuando ves a los seises, puedes encontrarlos, depende del día que sea, con dos colores diferentes. Si el juboncillo es rojo, es para los días de la octava del Corpus, en cambio, si lo llevan azul celeste, es para la octava de la Inmaculada Concepción. La prenda inferior es un calzón corto, de seda blanca, y de color blanco también las medias.

 

 En un principio, los seises bailaban con un pandero, instrumento que era muy popular en Sevilla, pero desde el siglo XVI se sustituyó por las castañuelas.

 

 En todos los actos en los que participan los seises, echan tres bailes, uno es en honor del Santísimo Sacramento, o en honor de la Virgen; el segundo en honor del prelado, y el tercero en honor de las autoridades y del pueblo.

 

 Aunque estos bailes son totalmente ceremoniosos, no siempre han estado en buenos ojos de todos, algunos arzobispos que vinieron a ocupar la sede hispalense no aceptaron a los seises, pero el cabildo catedralicio, que tiene bulas pontificias, consiguió que prevaleciese esta costumbre, el arzobispo Palafox fue el que más guerra dio para que esta tradición se extinguiese, dispuso que no saliesen los bailes. Los canónigos, acudieron a Roma, y tras un proceso eclesiástico que se hizo notas bastante, por fin, el Papa, dio el visto bueno a que los seises siguiesen, pero como quería mantener contento a todo el mundo, puso una condición << continúen los seises y sus bailes en la Catedral de Sevilla como hasta ahora, pero solamente por el tiempo que les duren los actuales vestidos, y cuando éstos sean desechados no se les hagan vestidos nuevos y se de por terminado este uso >>.

 

 El Cabildo volvió muy contento a Sevilla tras esta decisión, pues a partir de ese momento, y para que la tradición se mantuviera sin romper la norma que se había puesto en Roma, los trajes de los seises serían arreglados, poco a poco, pero nunca sustituidos por unos nuevos, a día de hoy podemos seguir disfrutando de los bailes que realizan los seises sevillanos. 

 

¿Qué te ha parecido? Esto es solo una peque´ña muestra de las cosas que podrás descubrir de Sevilla realizando nuestras rutas, para conocer más, puedes mirar nuestros free tours, con sus diferentes fechas y horarios.

 

 ¡Esperamos que te haya gustado!

 

 

 

M´ás información - RUTAS Y HORARIOS VISITA SEVILLA GRATIS

 

Escribir comentario

Comentarios: 0