· 

Las Setas más bonitas de Europa

¡Hola a todos! Bienvenidos a nuestro nuevo blog. Hoy os vamos a contar algo sobre una pieza de arquitectura muy impresionante; Metropol Parasol, o conocido comúnmente como las Setas de Sevilla por su enorme parecido con estos hongos.

Se encuentra en la Plaza de la Encarnación, situado en pleno centro de Sevilla. Esta plaza tiene mucha historia. Fue, y sigue siendo, un punto clave para el comercio en Sevilla. Desde el siglo XVI hasta el principio del siglo XIX, en la Plaza estaba el convento de la Encarnación, por la que tiene su nombre. Durante la invasión francesa en el siglo XIX se derribó el templo, dejando paso al mercado. En ese sitio podía encontrarse productos frescos como verduras, frutas, carne y pescado. Es habitual que los productos frescos no se vendan al aire libre en esta ciudad, pues vender pescado a una temperatura de alrededor a 45 grados, te llevarías la compra casi lista para comer. Por lo que decidieron cubrir este tipo de establecimientos en galerías para evitar productos en mal estado a causa del clima.

En el año 1973 debido a obras en la ciudad por su expansión, se decide derribar el mercado al encontrarse éste en estado ruinoso. Después de su desaparición, el terreno fue usado como zona de aparcamiento. En los años 1990, el ayuntamiento de Sevilla quería poner la zona de parking bajo tierra, para poder reutilizar la plaza como mercado de abastos, sin embargo, al empezar a cavar encontraron unas ruinas romanas. A consecuencia de este descubrimiento, tuvieron que parar la obra de inmediato y quedó así por varios años.

Fue finalmente en el año 2004, cuando salió a concurso público internacional el proyecto de una nueva plaza que incluyera un museo para los hallazgos históricos, un nuevo mercado de la Encarnación y un espacio público. Muchos arquitectos de todo el mundo participaron en la convocatoria, siendo el ganador el alemán Jürgen Mayer con su diseño llamado Metropol Parasol.

En 2005 comenzó la construcción del gigantesco edifico. El plan original preveía acabar el edificio en junio de 2007, pero tuvieron numerosas dificultades por el camino. En principio querían realizar la estructura completamente de metal, siendo una locura a la hora de hacer práctico dicho edificio. Imagínense en un día soleado, y en lo alto de una gigantesca sartén metálica a gran temperatura. Por lo que decidieron pasar del hierro a la madera. Fue inaugurado en 2011 con un coste de 86 millones de euros, y ahora es conocido como la mayor infraestructura de madera en toda Europa. Por ello, el principal inconveniente se convirtió en uno de sus máximos atractivos.

Puedes subir por tan solo €3,- y tienes una vista panorámica de la cuidad. Recomendamos subir al atardecer, porque es todavía más bonito a esa hora. Cuando bajas, te dan una postal de recuerdo y un descuento para los restaurantes. Definitivamente, estos 3 euros son una muy buena inversion.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0